domingo, 6 de junio de 2010

Kronos Indefinible


El tiempo es:
deducible e indeducible;
tolerante e intolerante;
cualificable y cuantificable;
efímero...
y a veces,
sólo a veces,
sabe a eternidad.

Se agazapa,
nos persigue,
nos alcanza.

En la mañana,
en las filas
del supermercado,
en las paradas
de autobús,
a la hora del
trabajo y la diversión.

Ronda entre las voces
que claman por olvido;
en los momentos detenidos;
en el sitio donde duermes
y cuando te da por recordar.

El tiempo sigue corriendo
tras nosotros,
envolviendo todo con su esencia
de finalidad.

Kronos indescifrable.

Tiempo imparable.

Me queda correr hacia ti,
- mi naufragio de savia dulce -,
abrazarme a tus abrazos,
a tu cuello,
a tu espalda.

Mientras yo corra hacia ti
que el tiempo siga corriendo;
ya no temo al fin de los tiempos,
ni al fin de ti y de mi.

Temo a no vivir (te).

Y por los minutos,
de mi tiempo,
abrazada a ti...

pago yo
con yo
y se acabó.

DG.

2 comentarios:

Santo_Diamante dijo...

Bonitas Palabras, llenas de sentimiento, las palabras no tienen razon de ser, si no estan llenas de sentimiento, sabes que me gusta como escribes, por que todo lo q haces ( y mas cuando escribes) lo haces con sentimiento :D.

Te Amo

Lord_of_illusion dijo...

Creo que siempre ha sido un placer llegar a tus espacios y reencontrar esencias, versos que viajeros forjan universos pequeños donde vuelan tus sentidos, hoy me he leido de tajo todos tus nuevos poemas, ha sido gratificante amiga Dulcesina ver ese derroche de sentimientos que se tornan en voces silenciosas que penetran las pupilas, todos los poemas son hermosos, pero creo que este alusivo al tiempo es el que me ha dejado observando y meditando, saludos a ambos, que la luz guie siempre sus pasos hacia cualquier horizonte que sueñen, un fraterno abrazo
the lord