jueves, 23 de febrero de 2012

Te Amo

No tiene caso abrir las alas,
remontar el vuelo,
surcar libremente el cielo;
si sigo esperando una llamarada infame,
como una estrella en pleno firmamento luminoso,
como un rayo de sol que cruza la noche.

Ya sabes que -te amo;
puedes sentirlo,
respirarlo claramente;
como se respira en el bosque;
donde todo es nuevo,
diáfano,
sereno.

Ya sabes que -te amo,
puedo sentirlo;
veo luz en la oscuridad,
veo destellos de luz
aún en medio de la misma luz
relampagueante,
deslumbrante,
que irradia tu cuerpo.

Sin embargo,
no tiene caso volar,
abrir las alas,
surcar la inmensidad del cielo,
enfocar la vista en el firmamento...

si hoy sólo quiero
(la tersura de tus brazos),
fundirme en este amor terrenal...

con la claridad de un bosque profundo.

Tal vez,
un día,
remonte el vuelo,
sí,
pero tomando tus alas
con el borde de mis alas.

DG.

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

El te amo espera y entrega su vuelo a la vez..

Un abrazo
Saludos fraternos..
Que tengas un hermoso fin de semana..

Noemi dijo...

visitando su blog desde El Salvador, bendiciones.
www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com