lunes, 2 de marzo de 2009

(***)...

Hoy
mis letras
sólo saben de
dos alternativas...

Una,
tan dulce
como (***)...

Y la otra,
tan amarga...
que tampoco
la escribo.

Pero,
cuando cerremos
los (paréntesis),
los puntos y. seguido;


y los puntos suspensivos,
(...)
se vuelvan
punto y aparte...
o final.


Cuando lo
dulce,
se vuelva
amargo,
y lo amargo
se vuelva más...
(o más dulce
quizás).


Entonces yo
(***),

y
(***).

Los dos...
(***).



DG.


(***) = censurado, omitido, reprimido, borrado...

Sí, me autocensuré... no importa, tenía que hacerlo alguna vez.

9 comentarios:

estoy_viva dijo...

Entonces los dos podreis caminar juntos por el sendero del amor...ahis que bonito.
Con cariño
Mari

J. eMe. dijo...

Precioso, y eso que ni siquiera acierto a imaginar qué o cuántas palabras, deseos y sentimientos, te habrás autocensurado.

Intenso y hermoso.

Buena entrada, un beso

Angela Teresa Grigera dijo...

Gaviotita pasa volando muy rapido por el blog de Ernesto hay algo para vos, suerte bonita

anngiels

Martín Balbuena dijo...

No miento al decir que es uno de los poemas más creativos e interesantes que te he leído. Realmente muy bueno. Así dan ganas de escribir poesía...
Saludos... ;)

Clarita dijo...

Está bien autocensurarse de vez en cuando, porque así guardas esos sentimientos sólo para tí y para quien desees que los conozca, y dicho sea de paso, también nos invita a los demás a volar nuestra imaginación para descifrar esos preciosos versos!!
Un besote, he estado muy liada pero volví, jeje

ABNERIUS dijo...

(...) ¡(...)!... ¿(...)?

sinalefa. dijo...

¿no serán las confesiones censuradas las más sinceras?

Alatriste dijo...

Vine a suspirar contigo, a impedir que tu algodón de azúcar se derrita, a impulsar a tu corazón en su viaje. Si me dejas, le pondré bellos adjetivos a tus puntos suspensivos y suprimiré el terrible punto y final, por una simple coma, por una sencilla espera. Estoy de tu lado, porque tu talento me atrae como la luz a la polilla. Ojalá pudiera algún día compartir versos contigo, tras una taza de café. Cuídate mucho, gaviota. Yo sigo tu vuelo. Hasta pronto. Un beso enorme.

Magic dijo...

Yo siempre me autocensuro y después termino gritándolo todo. Craso error.

Saludos :)