jueves, 9 de abril de 2009

Incertidumbre... y poema viejo.

Toda historia tiene un comienzo, y a veces el comienzo en sí mismo no es como se esperaba que fuera, a veces es mejor de lo que se esperaba... a veces deja mucho que desear, pero, en fin, los comienzos son en todo y por donde se vea: incertidumbre.

Los comienzos son siempre oscuros.
Michael Ende
Y hablando acerca de esa incertidumbre es como hoy sin querer mis dedos desempolvaron ciertos escritos de antaño que al leerlos me hicieron recordar mil y un historias, todas con ese comienzo incertidumbrezco* que las ha hecho especiales en determinado momento. Me gusta pensar en ellas, la reciente fortuna es que melancolía ha abandonado mis horas, también la nostalgia, ya no aparecen entrelazadas en aquellas historias. El tiempo ha hecho su trabajo, lentamente (demasiado), lento pero seguro, es.
Bueno, todo ese parloteo era para decirles que entre las mil curiosidades me encontré un poema que ya tiene cierto tiempo y al leerlo me atacaron miles de recuerdos, por un lado me remontaron hasta aquellos tiempos de cuando comencé a escribir... (aunque el texto no sea tan de antaño), por otro el recuerdo de la persona para quién está dedicado dicho texto... y después una sonrisa... el tiempo tiene sus propios enigmas. Si hay alguien enigmático aparte del tiempo es la persona* para la que estuvo y está dedicado este poema. Espero que sea de su agrado. Y yo mientras tanto me seguiré riendo en silencio.
Por cierto, el poema no tiene nombre... eso quiere decir que surgió de repente como una bocada necesaria de aire fresco.
...
-¡No! - susurraría tu nombre perdido entre las
montañas,
-¡Sí! - diría mi imagen anclada a tus suspiros...

Y justamente cuando el sol se asoma por mi ventana,
maldigo la luz que me ha
robado el sueño,
por que en ellos puedo verte, sólo en ellos,
y sólo en
ellos puedo hacer realidad lo que anhelo.

Yo sé que ese "No"
susurrante entre las olas,
entre los cielos, entre tus ojos, en tu
frente,
y en tus labios entreabiertos.

Yo sé que ese "No"
algún día tuvo el contorno
de un "Sí" efímero con temor a lo
duradero.

Y también sé que se perdió por el miedo,
por las
sombras del pasado,
por la distancia, el tiempo...

¡Ah! pero tus
ojos...
¡quien pudiera borrarlos con el frío de un “No” intenso!,
¡quien pudiera borrarlos con el frío de tus sueños
aquellos!,
donde no me ves,
donde me escondes, donde a pesar
mío me escondo y te niego...

Un "Sí"
que navegaba tranquilo,
en silencio...

Y un "No" que grita
rompiendo la calma infinita del océano...


DG.

7 comentarios:

Lord_of_illusion dijo...

Un poema muy bien elaborado, con un cierre mas que espectacular...

Y un No rompiendo la calma infinita
del Oceano...

a veces la inspiracion es caprichosa, asi lo es el mismo azar y la misma incertidumbre, pero solo basta el momento indicado, y la mente se transforma en verso y sentimiento entremezclado, formando asi, poesia...

un verdadero placer el disfrutar de parpados despiertos de tus letras

desde mis fronteras
recibe saludines que te lleguen saturnianos
lord alex

Clarita dijo...

Precioso poema, preciosos pensamientos, me alegro que recobraras el poema y lo compartieras con nosotros, es una manera muy especial de conocer a las personas, lo que sienten, lo que sentían y más adelante, lo que sentirán!
Un besote enorme, me ha encantado , de verdad, cuidate mucho y feliz fin de semana

ABNERIUS dijo...

La incertidumbre es el principio fundamental de creación, un lienzo en blanco para que pintemos nuestros deseos (o temores). El gato de Schrödringer, es quizás el mejor ejemplo. Aunque no ahondaré en explicarlo, se refiere a lo indeterminado de cada situación a menos que estemos ahi para comprobarla como verdadera, por lo tanto cualquier alusión a lo que podría ser solo puede ser concebida mientras se forma parte de ella. "Dificil de conocer el futuro es, en movimiento siempre está".
Siempre has sido una gran poetiza. Mis mejores deseos.

Jv. dijo...

No y sí... me encantó tu poema. Me identifica en cierto modo, también la frase inicial de tu entrada, de Michael Ende. Excelente entrada :)

Saludos.

Alatriste dijo...

La incertidumbre nos corroe el alma. Así que escapa de ella. En tu poesía, en tus maravillosos versos, tienes siempre una gran certeza, a la que unir tus sentimientos. Eres muy grande. Te admiro por tu talento. Un beso enorme, amiga. Cuídate.

ABNERIUS dijo...

dormí despierto, y durmiendo soñé, en sueños ví el pasado, con los ojos cerrados una lagrima derramé, lloré desconsolado, llorando tuve miedo y me faltaron sus brazos, sin sus abrazos sentí el vacio de la soledad, solitario desperté... y continué estando solo.
(Tu poesía me inspira ;-) Gracias por todo).

Pedro Páramo dijo...

Incertidumbre es lo que siento al verla.

Me identifico con tu poema, ¿será que solo veo y percibo lo que quiero ver? ¿Visión de tunel? Y sin embargo, el mayor malestar es la incapacidad de decidir; ¿le digo lo que siento o lo guardo en un rincón oscuro?

Cuídate amiga, te quiero mucho.