viernes, 29 de abril de 2011

Soledad I

A veces me cuestiono sobre
¿qué pasaría si mi vida fuera exactamente como yo la quiero?


Muchas veces (como esta) me siento sola, totalmente sola y confundida acerca de quién soy y qué persigo de la vida, mientras más pienso en ello, más confundida termino y sin embargo justo antes de dormir y de que cierre los ojos de repente descubro una pequeña parte de mi verdad.


(Susurro: Esa verdad la que te hace dar la cara al mundo cada día).


Tal vez el mundo no esté de acuerdo con mí verdad, con tú verdad (sí, tu lector, tu verdad) pero a nosotros nos basta y sabemos por qué nos basta, nos hace sentir vivos.


Y así vamos, enfrentando la vida con nuestra propia verdad, defendiendo lo que somos a través de ella.


De ahí la cuestión de que nos sintamos solos cuando sabemos lo que queremos con convicción.


¿Cómo no sentirse solo si cada persona en este mundo tenemos diferentes verdades?


Más la verdad, ni es una sola, ni es inalterable, se va modificando con el tiempo, la experiencia, nuestro propio desarrollo externo e interior, de ahí, supongo, se deriva el que nos desequilibremos.


Hace tiempo sabía exactamente qué era lo que quería, lo que buscaba de la vida, lo que daría a cambio... mi mundo se sangoloteó de repente, y la que era mi verdad hasta ese momento, cambió.


Creo firmemente que nuestras vidas no son, ni deberían ser como nosotros queremos que sean, voy de acuerdo, por un lado está el propio esfuerzo de hacer las cosas mejores, de luchar (que no debemos dejar de lado si no nos queremos convertir en simples espectadores), pero por otro lado, hay factores que ya no dependen de nosotros, las circunstancias, las demás personas, los momentos...


No podemos cargar con todas las culpas, ni de nuestros actos pasados, ni de los actos de los demás, la culpa no deja avanzar hacia adelante, no deja aprender de nuestros errores, nos esclaviza en la quietud a pesar de que somos almas móviles.


Cualquier cosa en este mundo si se deja el suficientemente tiempo parado o quieto: se llena de polvo, se corroe, se llena de moho, telarañas... etc.


No dejemos que nuestras almas se llenen de moho, que mientras más moho y mugre, más oscuridad, nuestras almas tienen que estar transparentes, vivas, móviles... no dejemos de aprender de la vida, de los demás.


Dar, sin esperar nada a cambio.


¿Cuántas veces han hecho eso?


- ¿Alguna vez han reclamado por que cuando dieron e hicieron no se les retribuyó lo que esperaban?


- Sí, yo (la que escribe estas líneas) lo he hecho, y me lo han hecho.


- ¿Cómo te sentiste cuando eso sucedió?


- Yo me sentí como objeto... como el fin para algo...


Lo ven... y somos almas móviles, las cosas no tienen alma.


Ya no nos hagamos sentir como objetos que desgarran nuestras almas.


(Sí esto lo hubiera meditado tiempo atrás mi realidad no habría sido como fue, y sin embargo si mi realidad hubiera sido como yo la quería, no habría aprendido nada de nada- nothing).


Silogismos de la vida.


DG.


Disculpen si me salí de la poesía, de repente me da por el prosismo, cuando necesito materializar mi pensamiento. Y como bien dicen: creermela.

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Es el mas sentido de las reflexiones que he leído amiga.. eres fina y autentica en tus letras..


Es un placer haber encontrado tus letras..

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre...

Mily dijo...

Es grato a veces creerse un poco lo que uno es. Al final no importa de que manera dejes salir tus pensamientos o emociones, lo importante es que las dejaste salir, que por un segundo te sentiste plena sacando lo que lleva tu alma.

Gracias por tan bellas palabras, han sido fuente de reflexión para mi. Le dejo un beso y un abrazo.

Lord_of_illusion dijo...

A final de cuentas LAs letras vivas son el resultado de esa extraña catarsis entre la mente y el alma,y los resultados de esta misma son muchas veces asombrosos, no solo para quien admira, sino para aquel que de alguna manera desplaya, esa ebullición interna que desea salir y transformarse en nuestra voz de tinta y papel... definitivamente y sin adularte, ya lo habia dicho antes, has crecido, y se que poco a poco irás descubriendo tu camino, sea la poesía siempre por donde vayas contigo poeta
the lord